Las ventas de plata de inversión se duplican durante el primer semestre de 2020

Las ventas de plata de inversión se han publicado en Degussa en el primer semestre de 2020, según los datos ofrecidos por su director en España, Tomás Epeldegui, quien también destaca que durante los meses de marzo, abril y mayo se multiplicó por 7 la comercialización de este metal precioso a través de la web, en parte a causa del confinamiento provocado por la  COVID-19. “Y ello a pesar de que, al estar gravado con IVA, es un metal precioso que suele tener menos demanda que el oro físico de inversión, que está exento de pagar este impuesto por normativa europea”, apunta.

Las piezas más demandadas durante los primeros seis meses del año han sido las monedas de una onza y los lingotes de ½ kilo y 1 kilo. Además de estas, en la sede y en la tienda online de Degussa se pueden encontrar barras de 100 gramos y de 5 kilos.

Los datos de Degussa están en consonancia con los últimos oficiales sobre mayo de la London Bullion Market Association, la asociación de profesionales que operan con oro y plata más importante del mundo, que cifra en un 40% más que el año pasado la cantidad de plata que se movió en el mercado de Londres ese mes.

Por su parte, el informe de primer semestre del año de The Silver Institute, la asociación internacional que integra a todos los miembros de la industria de la plata, desde mineras a refinerías, pasando por proveedores de lingotes, fabricantes de productos de plata y mayoristas de productos de inversión, refleja un aumento de la demanda de inversión en plata en todo el mundo del 10% y un incremento del precio del 56%, llegando a cotizar a finales de junio a 17,84 dólares la onza. Una cifra ya superada en julio, cuando ha cotizado por encima de los 22 dólares, volatilizando la previsión de 18,40 dólares que el propio Instituto hizo para todo el ejercicio y la revisión de esta que realizó hace unos días, en la que pronosticaba que alcanzase los 21 dólares en diciembre.

El mismo organismo señala que las ventas minoristas de monedas y lingotes de plata aumentaron en torno a un 60 por ciento interanual debido al deterioro de las perspectivas económicas provocado por el coronavirus. También destaca que, por este motivo, se produjeron algunas interrupciones en la cadena de suministro, lo que generó escasez de existencias en algunos distribuidores y plazos de entrega más largos.

Superadas las previsiones de crecimiento

Estos datos superan con creces las previsiones de crecimiento que había hecho para todo 2020 sobre la inversión física en plata, en torno al 7%. Un porcentaje que el director de Degussa está seguro de que se rebasará si continúa la tendencia que están observando en su compañía durante la primera mitad del año. “En nuestro caso hemos duplicado la demanda que tuvimos durante los seis primeros meses del año pasado y supongo que lo mismo habrá ocurrido en el resto de comercializadoras. Habrá que esperar al informe sobre todo 2020 de The Silver Institute para conocer los datos concretos”, añade.

En 2019, la demanda mundial de plata aumentó un 0,4% y la de plata de inversión un 12%, según el informe World Silver Survey 2020 de The Silver Institute, que destaca la importancia de la demanda institucional, de los inversores minoristas y la industrial, especialmente del sector del automóvil y del fotovoltaico. Estos últimos se han visto afectados en 2020 por el parón económico provocado por la epidemia de COVID-19. “Hay que tener en cuenta que los principales usos de la plata son de carácter industrial, sobre todo en electrónica, catalizadores, células fotovoltaicas o, incluso, como biocida para productos de higiene y hospitalarios, entre otros”, explica Epeldegui.

Recommended Posts