El 2 de julio el profesor y expresidente del Tribunal de Defensa de la Competencia Amadeo Petitbò advirtió en una nueva edición de los Encuentros Degussa que ignorar la legislación puede resultar caro y suponer un alto coste reputacional. El discurso del Profesor, cuyo título “¡Cuidado! La CNMC me puede sancionar”, se extendió sobre cualquier actividad prohibida que realicen, no solo los empresarios sino también los empleados.